Translate

martes, 2 de noviembre de 2010

Mariquelo VIP.



Ángel Rufino de Haro, más conocido como 'El Mariquelo', solicitó este domingo, durante su tradicional ascenso al cupulín de la catedral de Salamanca, que esta celebración se "convierta" en Fiesta de Interés Turístico Regional, cuando está a punto de cumplir los 25 años desde que se recuperara en 1985. A pesar del viento y del frío intenso, 'El Mariquelo' logró llegar hasta su objetivo, que por motivos de seguridad termina en el cupulín y no en la veleta como había ocurrido durante 22 años. Cual fue su sorpresa la llegar a la cumbre y ver que la vaca VIP ya se había subido hasta la veleta.



Miles de personas siguieron a los pies de la catedral este evento, que culminó una vez más con el tradicional mensaje de "paz y solidaridad", y con la interpretación de la charrada que el folklorista salmantino compuso para la subida. 'El Mariquelo' recordó durante su mensaje a "quienes más están sufriendo" y a las organizaciones que colaboraran para mitigar ese dolor, como Cáritas, Cruz Roja, Manos Unidas e Intermond Oxfam, sobre todo en "estos momentos difíciles".

De esta forma, 'El Mariquelo' puso fin a una tradición que se remonta al 31 de octubre de 1755, fecha en la que se produjo el terremoto con epicentro en Lisboa y que también se dejó notar en la Comunidad Autónoma, llegando a pensar los ciudadanos de la época que llegaba el fin del mundo, por lo que corrieron a refugiarse en la catedral de la ciudad.

En vistas de que el temblor no dejó víctimas mortales, el Cabildo promulgó un edicto en para que cada 31 de octubre una persona ascendiera hasta lo más alto de la catedral para tocar sus campanas en señal de agradecimiento a Dios y también con el objetivo de llegar al pináculo para medir la inclinación de la cúpula, que se vio afectada por el seísmo. Este año ha aguantado muy bien el peso de nuestra vaca VIP, con lo que seguirá en pie unos cuantos años más. La encargada de hacer cumplir la tradición fue la familia que residía en el templo y cuyos miembros eran conocidos como 'Los Mariquelos'.