Translate

martes, 14 de diciembre de 2010

PELIGRO EN LAS CALLES DURANTE LA NAVIDAD.










No hubo jamás un caso igual, y es difícil que la historia se repita alguna vez. Ni antes ni después hubo otra vaca VIP condenada a reclusión por tiempo indeterminado, el castigo más grave que provee el Código Penal VIP. Entre rejas trabajó, estudió y sobre todo, luchó por escapar. Ahora su pelea dio un resultado: la FUGA.

LA dirección del centro penitencial afirmó:


"Si hubiera habido el mínimo riesgo o sospecha de que podía hacer algo, no habría salido ni a pasear al patio", añadieron las mismas fuentes, que subrayaron que lo ocurrido fue fruto de una "quiebra de la confianza" que la dirección del centro deposita en el comportamiento de las presas que son elegidas para realizar actividades fuera de la prisión.


Ahora sólo queda protegerse. Se inicia la Navidad más peligrosa de la humanidad.

S.O.S.