Translate

miércoles, 23 de marzo de 2011

ROLAND FISCHER... VIP

25 DE MARZO INAUGURACIÓN DE ROLAND FISCHER en el DA2 de Salamanca.

Trabajo realidazo con al catedral de Burgos.

Roland Fischer 1990 - 2010 en el DA2 de Salamanca, es la mayor exposición retrospectiva celebrada hasta el momento de este reconocido fotógrafo alemán cuya obra forma parte de algunas de las más importantes colecciones europeas y americanas de arte contemporáneo, entre ellas las del Museo de Arte Moderno de París, Estrasburgo o Amberes.
La exposición ocupa la totalidad de la primara planta del centro y reúne cerca de 100 piezas de sus series fotográficas más significativas desde la década de los 80 hasta la actualidad.
Después de centrar su atención en el retrato a lo largo de los años 80 en la serie Los Angeles Portraits (rostros humanos seriados emergiendo de una piscina) la serie Monks y las impresionantes series de retratos realizadas en China, Roland Fischer aborda en los 90 la representación arquitectónica con la misma aparente objetividad y distancia crítica.

 Expuso en el CAB, en Burgos en 2004
 Roland Fischer (Munich, 1958) opta por la fotografía como lenguaje artístico, trabajando siempre en series en las que retrata tanto arquitecturas como a personas. Desde un principio el retrato le ha interesado como expresión, con la intención de buscar la abstracción plástica e imprimir un halo conceptual a un motivo figurativo, abriendo el lenguaje fotográfico a distintas perspectivas. En 1996 inicia su conocida serie Cathedrals (Catedrales), donde muestra una personal forma de retratar algunos de los templos más venerados de Europa. Aplica un punto de vista similar al que usaría en los retratos faciales, suscitando una reflexión en torno al significado de la arquitectura, permitiéndonos entrar en los juegos de transparencias. Superpone distintas vistas del edificio y compone así una nueva realidad un tanto abstracta, a partir de la fragmentación, primero, y la unificación, después. La arquitectura se fragmenta con la intención de extraer la particularidad más íntima del inmueble, despojando el edificio de toda connotación en función de su contexto espacial. La serie de Cathedrals, en la que continúa trabajando, ha sido el punto de partida de este proyecto, donde Fischer muestra por vez primera los retratos arquitectónicos de emblemáticos edificios vinculados al Camino de Santiago, así como un retrato colectivo de grandes dimensiones, similar a aquellos que el autor ha realizado con estudiantes o militares, siempre personas que comparten una motivación o una afición. En esta ocasión la fotografía muestra primeros planos de mil cincuenta peregrinos que participaron voluntariamente en el proyecto en el momento de su llegada a Compostela. 


Vista del su exposición en el CAB de Burgos en 2004.