Translate

martes, 25 de diciembre de 2012

Ausin Sáinz y el Camino de CID.


El pasado jueves, 20 de Diciembre de 2012, el Diario de Burgos hacía público el veredicto del concurso fotográfico "El Camino del Cid 2012". El primer premio recayó  en Vicente Alemany y el segundo en mi persona, Ausín Sáinz. Se afirma que mi obra juega con referencias pictóricas del siglo XVI, como El Bosco o Arcimboldo, ofreciendo una visión diferente del Cid de Burgos.

martes, 11 de diciembre de 2012

Ausín Sáinz, artista contra la homofobia.




Homofobia es el término coloquial para referirse a la incomodidad, aversión e incluso odio hacia la homosexualidad y los homosexuales, especialmente del sexo masculino. Su nombre científico aún está en discusión, y los expertos sugieren los siguientes términos como reemplazo: actitud negativa hacia la homosexualidad, consecuencias del heterosexismo, efectos del machismo, entre otros. Heterosexismo es la creencia errada en la heterosexualidad como una norma universal.

Según nos comenta el mismo artista:
La falta de recursos la sustituyo con grandes dosis de imaginación, utilizando el fotomontaje como base de mi trabajo. Esto me hace recurrir a mi persona como modelo o a mis hermanas cuando su disponibilidad y cercanía se lo permiten. Estas limitaciones se trasforman en virtudes y señas de identidad propias de mi trabajo. A su vez puedo disfrutar de otras vidas en donde las dosis teatrales aumentan cada día. A su vez los temas se multiplican y el dramatismo que desarrollo con otras técnicas lo puedo obviar en función de conceptos más estéticos e imaginativos. El fotomontaje me permite relajarme y disfrutar de otros mundos en los que me gustaría que tú también te sumergieras.







Resulta poco creíble que en las actuales sociedades civilizadas se produzca la persecución y represión de las personas que poseen una tendencia sexual distinta.

El color rojo representa la opresión, Putin y el país que lidera. Rusia está ejerciendo una brutal presión política y social hacia los colectivos LGTB. Su gobierno los ha inhabilitado en muchos sectores. También han amparando los ataques, incluso físicos, ejercidos por colectivos extremistas hacia estos colectivos. Putin es el máximo responsable.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Audrey Hepburn VIP.



hepburn_0119

Es indiscutible que Audrey Hepburn es un icono de la moda…aunque en los últimos años se ha explotado su imagen sn parar. Su cara esta en bolsos, cuadros, pitilleras y en toda clase de objetos. Sinceramente me parecen bastante aborrecibles…pero hoy en el blog no vamos a dar coba a esa explotación sino que hablaremos de la sencillez y elegancia de Audrey y su estilo de vestir que la ha convertido en uno de los referentes de la moda más importantes.
audrey_hepburn_gallery_9

Audrey Hepburn interpreto algunos de los papeles más entrañables del mundo del cine y demostró su valía como actriz en numerosas películas. Amaba su profesión y era admirada por sus compañeros. En sus últimos años de vida se dedico a ayudar a los niños más desfavorecidos siendo embajadora de UNICEF.

El nombre Audrey H. va ligado al del modisto Givenchy, que la vistió en muchas de sus películas y en la vida real. Era su amigo del alma.
Fue musa de Givenchy durante más de 40 años, él creo un perfume inspirado en ella, L’Interdit de Givenchy


Audrey H. tenía un físico muy especial..era muy delgada y de apariencia frágil…y una de las actrices más guapa y bondadosas que ha dado el mundo del cine. Aunque ella siempre rechazo la idea de ser un icono.
“Nunca pienso en mi como un ícono. Eso está en las mentes de la gente no está en mi mente. Apenas hago mi trabajo “

Las mujeres de la época querían parecerse a ella y sus vestidos fueron de los más imitados en los años 50 y 60. Sus peinados ,siempre de moda, fueron muy imitados, incluso la forma de sus cejas.
 

 Su look siempre fue discreto, elegante y poco ostentoso. No abusaba del maquillaje ni de las joyas…
Le encantaban los vestidos de corte recto y en colores lisos, los trajes de chaqueta tanto de pantalón y falda,las faldas con vuelo combinadas con camisas lisas o jerseys de cuello cisne, los pantalones capri, los pichis, las gabardinas, pañuelos en la cabeza etc
Adoraba los sombreros y las gafas de sol…Aparece en varias películas con las míticas Ray-Ban Wayfarer, ahora tan de moda.
No solía llevar tacones, era muy fan del zapato plano tipo merceditas o mocasines..
Sus estilismos de fiesta eran increíbles, faldas con vuelo, vestidos (tanto largo como cortos)con adornos y brocados , los tejidos de esos vestidos siempre eran muy ricos, tules, rasos, tafetanes etc

A.H siempre desprendía un alo de glamour, sencillez, naturalidad y un estilo propio muy chic.
“¿Porqué cambiar? Cada uno tiene su propio estilo. Una vez que lo has encontrado debes aferrarte a él”
Bio:http://es.wikipedia.org/wiki/Audrey_Hepburn


audrey-hepburn1



viernes, 5 de octubre de 2012

viernes, 14 de septiembre de 2012

Rita Hayworth VIP.


RITA HAYWORTH (1918- 1987)
Medía 1'68.

Rita Hayworth (de nombre auténtico Margarita Carmen Cansino) nació en Brooklyn, Nueva York (Estados Unidos), el 17 de octubre de 1918.



Sus padres también se dedicaban al mundo del espectáculo. Eduardo Cansino era un bailarín español que había llegado a tierra norteamericana en el año 1913, y Volga Haworth trabajaba como showgirl para el empresario Florence Ziegfeld. Rita comenzó a destacar en el mundo artístico bailando al lado de su padre.


Su belleza y talento no pasaron desapercibidos para los ejecutivos cinematográficos de la 20Th Century Fox, quienes le contrataron para que apareciese brevemente en varias películas a partir de mediados de los años 30.

Su título debut, sin acreditar y en el que se exhibía bailando, fue "Cruz Diablo" (1934). Posteriormente intervino en "La nave de Satán" (1935), película interpretada por Spencer Tracy y Claire Trevor que dirigió Harry Lachman.

En esta primera época de afianzamiento en la industria cinematográfica intervino acreditada como Rita Cansino en "Charlie Chan en Egipto" (1935), "Contrabando humano" (1936), o "El héroe de Texas" (1937), un western co-protagonizado por Tex Ritter.

Rita no logró relevancia popular con sus trabajos para la Fox, lo que provocó que el estudio no le renovase el contrato. Poco después firmó con la Universal y conoció a una persona clave en su carrera, Harry Cohn.

Cohn, con la avenencia de Rita y su primer marido, Edward Judson, le cambió el apellido Cansino por el de Hayworth (el de su madre pero con "y"), además de teñirle el pelo de pelirrojo mediante la electrólisis. Esta transformación fue fundamental para el sex appeal de la escultural actriz.

"Siempre hay una mujer" (1938) de Alexander Hall o "Who Killed Gail Preston?" (1938), película dirigida por Leon Barsha, fueron el preludio de uno de sus primeros trabajos importantes, "Sólo los ángeles tienen alas" (1939), un film de Howard Hawks protagonizado por Cary Grant y Jean Arthur con el que Rita consiguió por primera vez hacerse notar entre la audiencia norteamericana.

Con este rodaje concluyó la década de los 30 y comenzó la que iba a ser su etapa cinematográfica más importante, los años 40.

A principios del decenio intervino en numerosas películas, como "Sangre y arena" (1941), película con Tyrone Power dirigida por Rouben Mamoulian, "The Strawberry Blonde" (1941), dirigida por Raoul Walsh con el co-protagonismo de James Cagney, "Desde aquel beso" (1941), musical con el gran Fred Astaire como compañero de reparto, "Mi chica favorita" (1942), como co-protagonista de Victor Mature, "Bailando nace el amor" (1942) de nuevo acompañada por Astaire, "Las modelos" (1944), junto a otro de los gigantes de la danza cinematográfica, Gene Kelly, o "Esta noche y todas las noches" (1945), título dirigido por Victor Saville.




En 1946 protagonizó su película más legendaria y la que haría de Rita Hayworth el objeto de deseo del público masculino, "Gilda", un film histórico dirigido por Charles Vidor y co-protagonizado por Glenn Ford, quien le propinaba una famosa bofetada.

Rita interpretaba de forma sensual las canciones "Put the blame on mame" y "Amado mío". Sin embargo, la voz que sonaba no era la de Rita, sino la de Anita Ellis.

A raiz de "Gilda", Rita Hayworth se convirtió en el gran sex symbol de los años 40 ("Los hombres se enamoran y se acuestan con Gilda y se levantan conmigo", decía la propia actriz), una sex symbol que en ese momento se encontraba casada con Orson Welles, con quien había contraído matrimonio en 1943.


Ambos coincidirían en una de las magistrales cintas del fenomenal director, "La dama de Shanghai" (1948). Welles, en pleno trámite de divorcio de Rita, tiño su cabello de rubio y le cortó su famosa melena rojiza.

Ese mismo año el trío Vidor, Ford y Hayworth intentaron repetir el éxito de "Gilda" con "Los amores de Carmen" (1948), pero no lograron conseguir su objetivo debido a la mediocre calidad de la cinta que adaptaba la obra clásica de Prosper Merimee.

En ese período Rita comenzó a relacionarse con el Príncipe Aly Khan, un multimillonario árabe con el que se casó en 1949. Durante el tiempo que duró este matrimonio, la actriz de Nueva York se mantuvo alejada del cine para retornar tras su divorció en el año 1951.

El regreso se produjo de nuevo con Glenn Ford como co-protagonista en la película "La dama de trinidad" (1952), un film dirigido por Vincent Sherman.

Tras "La bella del pacífico" (1953) de Curtis Bernhardt y "Salomé" (1953) de William Dieterle, Rita regresó a la inactividad cinematográfica para casarse por cuarta vez, ahora con el cantante Dick Haymes. El enlace matrimonial tampoco funcionó como se esperaba y terminaron divorciandose en el año 1955.

"Fuego escondido" (1957), un film de Robet Parrish en el que aparecían Robert Mitchum y Jack Lemmon, significó su vuelta a la gran pantalla.

"Pal Joey" (1957), película de George Sidney co-protagonizada por Frank Sinatra y Kim Novak, "Mesas separadas" (1958) de Delbert Mann, o "Sangre en primera página" (1959) de Clifford Odets, fueron otras importantes películas que Rita interpretó a finales de los años 50.

Su quinto y último marido fue el productor James Hill, con el que se casó en 1958 y se separó en 1961.
A partir de los años 60 su carrera como actriz se mostró irregular a raíz de sentir los primeros efectos de la enfermedad de Alzheimer.
Sus títulos fueron escasos y no demasiado destacados, entre ellos "La trampa del dinero" (1966), una película dirigida por Burt Kennedy con Glenn Ford de nuevo como compañero de reparto, o "La ira de Dios" (1972), un western realizado por Ralph Nelson que protagonizaba Robert Mitchum.



La enfermedad de Alzheimer terminó por llevarla a la muerte a la edad de 68 años el 14 de mayo de 1987.

Tuvo dos hijos, Rebecca con Orson Welles, y Yasmin con Aly Khan.