Translate

viernes, 6 de enero de 2012

Carta a los Reyes Magos.

Los expertos recomiendan acortar la carta a los Reyes
Los expertos recomiendan acortar la carta a los Reyes

Los pedagogos creen acertado que los niños sean partícipes de la situación que viven sus familias

Expertos en consumo y pedagogía han recomendado que los niños también hagan "un esfuerzo en época de crisis", aunque este sea simbólico, y "acorten la carta a los Reyes Magos", ya que es "importante" que sean partícipes de la situación que viven sus familias y, de esta forma, también "aprendan a dar valor a los regalos".

Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz de la Confederación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios, David Hurtado, quien a pesar de afirmar que "no se debe penalizar a los niños por los errores de los mayores", insiste en que es "una locura" que cada Navidad éstos reciban más de una decena de juguetes y que la mayoría de ellos acabe en un cajón a las pocas semanas. Asimismo, recomienda donar alguno de esos juguetes a aquellos niños que no van a poder disfrutar de regalos en estas fechas.

En declaraciones a Europa Press, Hurtado ha afirmado que desde la Confederación son "muy partidarios de los regalos de calidad", aunque haya que hacerlos entre varias personas, frente a la sobre abundancia de juguetes en estas fechas, ya que de esta forma, además, "las familias sabrán que los productos adquiridos no son peligrosos para los niños".

Por su parte, el doctor en Psicología y Pedagogía y profesor de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid Valentín Martínez-Otero ha añadido que "los padres deben dialogar con los hijos sobre un asunto tan importante", ya que, aunque hay que tener en cuenta los gustos de los hijos, "los padres pueden y deben orientar la elección hacia un consumo equilibrado que se ajusta, entre otros aspectos, a sus posibilidades económicas".


"Un niño que ve satisfechos todos sus deseos de adquisición de juguetes puede tornarse caprichoso y en la vida adulta presentar serias dificultades para controlar sus apetencias", ha apostillado Martínez-Otero. Además, ha insistido en que "en ocasiones el juguete es secundario y lo verdaderamente importante es el desarrollo saludable de la personalidad del niño, mucho más necesitado de juego que de los regalos".

Un reciente estudio de la consultora Nielsen señala que el 44 por ciento de los menores americanos de entre 6 y 12 años desearían que los Reyes Magos les trajeran un iPad 2. Este apego hacia los productos digitales puede ayudar a los niños a "integrarse en una sociedad cada vez más tecnificada", pero, en contra, podría crear "una verdadera tecnoadicción".

Dicho estudio también revela que, a esa edad, el iPod Touch y el iPhone son los siguientes productos tecnológicos más demandados, con un porcentaje del 30 y un 27 por ciento respectivamente. Por detrás de estos tres dispositivos, el 25 por ciento de los menores desearían un ordenador, otra Tablet o una Nintendo DS.

Martínez-Otero ha concretado que este tipo de aparatos pueden ayudar a mejorar la coordinación entre ojos y mano, la aptitud espacial, estimular la atención, la fantasía, la motivación, la toma de decisiones y hasta el autocontrol. Sin embargo, añade que "un uso inadecuado y abusivo puede conducir a una conducta sedentaria, falta de relación interpersonal suficiente o aislamiento".

Por lo tanto, concluye que "los padres deben prestar atención al tiempo que pasan sus hijos con estos juguetes tecnológicos", así como a los contenidos de los mismos, a la forma en la que juegan o al lugar dónde lo hacen, ya que "conviene que se encuentren en dependencias de la casa con presencia familiar, en lugar de estar encerrados en su habitación".

Por su parte, el director general del Festival de Comunicación Infantil El Chupete, Rodrigo Ron, ha afirmado que "estas fechas marcan de manera muy especial la tendencia en el gusto de juguetes por parte de los niños". Asimismo, ha señalado que el iPad 2 "se ha convertido en el 'juegos reunidos' del S XXI", con el que se puede leer, escuchar música, pintar o jugar, y todo "al alcance de un dedo".

Según el mismo informe, los juguetes tradicionales siguen ocupando el 'Top Ten' de los productos más deseados entre el público infantil este 2011. En concreto, este año la tendencia juguetera con mayor volumen de demanda se centra en los productos que nacen de las series de televisión: High Monster, Scan 2 Go, Bob Esponja o Pocoyo, entre otros.


Estereotipos sexistas

Por otro lado, según denuncia la presidenta de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, "no se ha avanzado mucho en lo que respecta a los juguetes sexistas", ya que tanto los catálogos de las grandes superficies, los anuncios en televisión e incluso las propias familias, "mantienen los estereotipos de género".

"Coches para ellos y cocinitas para ellas volverán a ser los regalos de Reyes más socorridos", añade Besteiro, a la vez que insiste en la necesidad de "no perpetuar roles erróneos y condicionar a los niños desde que nacen". En este sentido, han recomendado a los familiares y amigos que "piensen en educar", ya que de lo contrario pueden influir significativamente enfuturo de los menores.

Besteiro ha reconocido que "se ha avanzado más en el apartado de que las niñas jueguen con juguetes de chicos", pero advierte de que al revés la situación esta estancada. "Es muy difícil que un abuelo compre a un niño una muñeca para que le cambien los pañales", ha sentenciado.

La "avalancha" de publicidad es otro aspecto en el que incide Hurtado. El portavoz de CECU ha concluido que se debería "proteger cada vez mas a los niños frente a algunos mensajes que quizás no sean del todo adecuados", porque -según añade- se trata de un consumidor que "aún no tiene la capacidad de discernir entre lo que es publicidad y lo que es realidad".

Los pedagogos creen acertado que los niños sean partícipes de la situación que viven sus familias

Expertos en consumo y pedagogía han recomendado que los niños también hagan "un esfuerzo en época de crisis", aunque este sea simbólico, y "acorten la carta a los Reyes Magos", ya que es "importante" que sean partícipes de la situación que viven sus familias y, de esta forma, también "aprendan a dar valor a los regalos".

Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz de la Confederación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios, David Hurtado, quien a pesar de afirmar que "no se debe penalizar a los niños por los errores de los mayores", insiste en que es "una locura" que cada Navidad éstos reciban más de una decena de juguetes y que la mayoría de ellos acabe en un cajón a las pocas semanas. Asimismo, recomienda donar alguno de esos juguetes a aquellos niños que no van a poder disfrutar de regalos en estas fechas.

En declaraciones a Europa Press, Hurtado ha afirmado que desde la Confederación son "muy partidarios de los regalos de calidad", aunque haya que hacerlos entre varias personas, frente a la sobre abundancia de juguetes en estas fechas, ya que de esta forma, además, "las familias sabrán que los productos adquiridos no son peligrosos para los niños".

Por su parte, el doctor en Psicología y Pedagogía y profesor de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid Valentín Martínez-Otero ha añadido que "los padres deben dialogar con los hijos sobre un asunto tan importante", ya que, aunque hay que tener en cuenta los gustos de los hijos, "los padres pueden y deben orientar la elección hacia un consumo equilibrado que se ajusta, entre otros aspectos, a sus posibilidades económicas".

"Un niño que ve satisfechos todos sus deseos de adquisición de juguetes puede tornarse caprichoso y en la vida adulta presentar serias dificultades para controlar sus apetencias", ha apostillado Martínez-Otero. Además, ha insistido en que "en ocasiones el juguete es secundario y lo verdaderamente importante es el desarrollo saludable de la personalidad del niño, mucho más necesitado de juego que de los regalos".

Un reciente estudio de la consultora Nielsen señala que el 44 por ciento de los menores americanos de entre 6 y 12 años desearían que los Reyes Magos les trajeran un iPad 2. Este apego hacia los productos digitales puede ayudar a los niños a "integrarse en una sociedad cada vez más tecnificada", pero, en contra, podría crear "una verdadera tecnoadicción".

Dicho estudio también revela que, a esa edad, el iPod Touch y el iPhone son los siguientes productos tecnológicos más demandados, con un porcentaje del 30 y un 27 por ciento respectivamente. Por detrás de estos tres dispositivos, el 25 por ciento de los menores desearían un ordenador, otra Tablet o una Nintendo DS.

Martínez-Otero ha concretado que este tipo de aparatos pueden ayudar a mejorar la coordinación entre ojos y mano, la aptitud espacial, estimular la atención, la fantasía, la motivación, la toma de decisiones y hasta el autocontrol. Sin embargo, añade que "un uso inadecuado y abusivo puede conducir a una conducta sedentaria, falta de relación interpersonal suficiente o aislamiento".

Por lo tanto, concluye que "los padres deben prestar atención al tiempo que pasan sus hijos con estos juguetes tecnológicos", así como a los contenidos de los mismos, a la forma en la que juegan o al lugar dónde lo hacen, ya que "conviene que se encuentren en dependencias de la casa con presencia familiar, en lugar de estar encerrados en su habitación".

Por su parte, el director general del Festival de Comunicación Infantil El Chupete, Rodrigo Ron, ha afirmado que "estas fechas marcan de manera muy especial la tendencia en el gusto de juguetes por parte de los niños". Asimismo, ha señalado que el iPad 2 "se ha convertido en el 'juegos reunidos' del S XXI", con el que se puede leer, escuchar música, pintar o jugar, y todo "al alcance de un dedo".

Según el mismo informe, los juguetes tradicionales siguen ocupando el 'Top Ten' de los productos más deseados entre el público infantil este 2011. En concreto, este año la tendencia juguetera con mayor volumen de demanda se centra en los productos que nacen de las series de televisión: High Monster, Scan 2 Go, Bob Esponja o Pocoyo, entre otros.