Translate

viernes, 3 de febrero de 2012

Exposición VIP-antiVIP. Biblioteca Pública de Ávila hasta el 29 de febrero.

 Humano animalizados, animales humanizados.
Exposición en la Biblioteca Pública de Ávila hasta el 29 de febrero.

Humanos animalizados.
Actualmente ciertos dueños tratan a sus mascotas de forma como ortodoxa (masajes, peluquería, colonias, ropa de marca, zapatos, sombreros…) Para ridiculizar esta anomalía he creado una empresa que se dedica en exclusiva a las vacas VIP, “VIP (area for cows)”. Fotomontajes, señalética, y banderines festivos con imágenes de las publicaciones VIP de su  blog, desarrollan el tema en esta exposición.

Animalización de los humanos.
En el otro extremo me centro en los campos de concentración nazis como símbolo de la barbarie. Me centro especialmente la jerarquización de los campos de concentración y honrando la memoria de los presos con el escalafón más bajo, los homosexuales. Este el resumen del texto a disposición de los visitantes:

“En los campos de concentración nazis los presos eran jerarquizados utilizando su marcado del uniforme con triángulos invertidos de colores que denotaban diferentes delitos o razones. Las marcas clasificaban a los portadores en una categoría, que llevó a una autentica jerarquía dentro de los campos. Los diferentes grupos tenían una consideración muy distinta entre los vigilantes y prisioneros. De este modo garantizaban un sistema de control para evitar la formación de una gran comunidad entre los prisioneros”




Para ello planteo un juego en el que invito al visitante a participar. Consiste en lanzar el manual de instrucciones al cuadro con el fin de tirar el muro (osario que representa la bandera del orgullo gay) emulando los puestos del las ferias. Para generar un ambiente festivo, en el suelo he representado dos cráneos poco evolucionados rodeados por cintas de colores influencia de la tradición mexicana y su interpretación de la muerte.
Otras obras desarrolla el tema. Cuatro obras reflejan la intervención realizada en el campo de concentración de DASSAU. (Munich) en 2010.y otras dos la libertad de elección sexual (serie juguetes para el siglo XXII).

Ver video:
http://www.youtube.com/watch?v=2uYpBVy25Eo&list=UUh67_G00z2sruHDfz3oyiCA&index=9&feature=plcp







Arte contra la injusticia

Ausín Sáinz expone en la Biblioteca Pública de la Junta un heterogéneo conjunto de obras en las que denuncia los abusos que comete el hombre contra el hombre, y también alguna frivolidad



Texcto: david casillas
Imgen: Antonio Bartolomé
El artista Ausín Sáinz vuelve por tercera vez a la sala exposiciones de la Biblioteca Pública de Ávila, en esta ocasión para invitar a los espectadores de su muestra-instalación a que reflexionen, a través de los cauces del arte y del juego, sobre las injusticias que es capaz de cometer el hombre contra el hombre y para moverles a que se rebelen contra ellas.
En la pared frontal de la sala ha ubicado Sáinz un mural en el que simboliza, a través de un amasijo de cráneos entre los que asoma una cabeza viva, la barbarie del holocausto nazi, uno de los más crueles ejemplos de la «animalización del ser humano» que ha conocido la Historia. Contra ese muro de la ignominia, a través del cual explica el artista que incluso cuando se trata de rebajar al hombre «existen jerarquías», invita Sáinz a los visitantes a que lancen incruentas bolas de papel, a modo de protesta o denuncia, proyectiles que no son otra cosa que unas hojas informativas de esa jerarquización del mal que sufrían los presos de los campos nazis tras ser arrugadas y compactadas.
Pero la exposición no se queda en eso, en esa protesta y esa implicación activa del espectador, ya que también aprovecha otras piezas para denunciar diferentes formas de abuso contra el ser humano (estremecedoras son unas fotos tomadas en el campo de concentración de Dachau) y también para, con mucha ironía, poner en solfa algunas frivolidades de nuestra sociedad, como por ejemplo la «humanización de los animales» que se practica con ciertas mascotas a las que se trata mejor que a algunas personas o que a otros animales que quizás merecerían más cuidados.
La exposición, original, impactante, baja desde las paredes hasta el suelo para seguir con su ‘juego’ de hacer pensar al visitante e invitarle a una rebelión intelectual.
La muestra podrá visitarse hasta el 29 de febrero, de lunes a viernes de 9,00 a 20,00, y los sábados de 9,00 a 14,00 horas.