Translate

lunes, 6 de febrero de 2012

Isabel II del Reino Unido



La princesa Isabel Alejandra María nació en Mayfair, Londres, el 21 de abril de 1926. Su padre, el Duque de York, era el segundo en la línea de sucesión al trono británico por lo que, teóricamente, Isabel tenía pocas posibilidades de convertirse en reina. Su familia más cercana la apodaba Lillibet.

Isabel II del Reino Unido

Nació en primavera, un 21 de abril del año 1926. Su padre, Jorge VI, y su madre, la Reina Madre con más carisma de toda la historia de la Monarquía británica, duques de York, no supusieron que aquella niña se convertiría un día en Reina de Inglaterra. Hasta que no abdicó su tío, el duque de Windsor, por amor a Wallis Simpson, en 1936 (contaba Isabel diez años) no se sabía que aquella niña, que mostró bien pronto su inteligencia innata, sucedería a su padre, el rey Jorge VI.
Cuando murió el rey, Isabel de Inglaterra se hallaba en viaje oficial con su marido, el teniente Philip Mountbatten, en Kenia. Era el 6 de febrero de 1953. Meses más tarde, el 2 de junio, Isabel de Inglaterra fue coronada como Isabel II en la abadía de Westminster. La ceremonia fue retransmitida por radio al mundo entero y, por explícita solicitud de la nueva soberana, también pudo ser seguida a través del televisor de los afortunados que, por aquellos años, contaban con tan extraordinario invento.

Aquel día de su coronación, Isabel II tenía veintiséis años y dos hijos, el príncipe Carlos (nacido en 1948) y la princesa Ana (que llegó al mundo dos años más tarde) a los que se unirían después el príncipe Andrés, Duque de York, en 1960 y el príncipe Eduardo, conde de Wessex, en 1964. Desde el momento en que asumió la responsabilidad de ser Reina, Isabel II demostró su gran capacidad para el trabajo. Cada mañana lee minuciosa todos y cada uno de los asuntos importantes para el mundo y muy especialmente para su país. Después discute sobre los mismos en busca de una postura propia de su dignidad. Una vez a la semana se reúne con el Primer Ministro y sigue minuciosa cada una de las incidencias que han de ser tratadas. Da igual que sea periodo vacacional, Isabel II es infatigable en lo que ella considera su sentido del deber. En 1992, en su habitual discurso televisado por Navidad, no dudó en calificar aquel año de annus horribilis. La separación de hijos, Carlos y Andrés, unida al incendió que afectó a buena parte del castillo de Windsor, provocó que la reina quisiera pasar página definitivamente y remontar.

Sin embargo, una década más tarde en el 2002 ese annus horribilis se vuelve a reproducir de manera más dolorosa: ya no son separaciones sino ausencias definitivas. Su hermana Margarita de Inglaterra y su madre mueren en el intervalo de pocos meses. Arropada por sus hijos y nietos, la reina Isabel II volverá a reconstruirse como esa mujer entera e impasible que avanza a pesar de las adversidades. Y han sido muchas.

Isabel II se ha convertido en la monarca británica más longeva de la historia, al superar a su tatarabuela, la reina Victoria y al rey Jorge III. Victoria, no obstante, continúa siendo la reina británica que más tiempo ha permanecido en el trono,  65 años, un récord que su tataranieta batirá si su reinado, que comenzó en febrero de 1952, dura hasta septiembre de 2015.


Isabel II (Elizabeth Alexandra Mary; Londres, 21 de abril de 1926) es la actual monarca constitucional de dieciséis Estados soberanos conocidos como Reinos de la Mancomunidad de Naciones: el Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Barbados, Bahamas, Granada, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Belice, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves. Como jefa de la Mancomunidad de Naciones, es la principal figura política de los cincuenta y cuatro países miembros de la misma; como reina británica, es la gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra. Su papel político abarca grandes áreas, tiene funciones constitucionales significativas y actúa como foco de la unidad nacional de los británicos y como representante de su nación ante el mundo.
Isabel nació en Londres y fue educada de forma privada en su casa. Su padre ascendió al trono como Jorge VI en 1936 tras la abdicación de su hermano Eduardo VIII. Isabel comenzó a llevar a cabo funciones públicas durante la Segunda Guerra Mundial, sirviendo en el Servicio Territorial Auxiliar, la rama femenina del Ejército Británico de la época. Cuando su padre murió en 1952, Isabel se convirtió en jefa de la Mancomunidad de Naciones y reina de los siete países independientes pertenecientes a la misma: Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Pakistán y Ceilán. La celebración de su coronación en 1953 fue la primera en ser televisada.
En 1947, se casó con el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, con quien tiene cuatro hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. En 1992, año que Isabel denominó annus horribilis («año horrible»), Carlos y Andrés se separaron de sus esposas, Ana se divorció y un incendio grave destruyó parte del Castillo de Windsor. Los rumores acerca de la situación del matrimonio entre Carlos y Diana, princesa de Gales, continuaron, y se divorciaron en 1996. Al año siguiente, Diana murió en un accidente automovilístico en París, y los medios de comunicación criticaron a la familia real por mantenerse en reclusión durante los días previos a su funeral. Sin embargo, la popularidad personal de Isabel se recuperó después de que apareciera en público y, desde entonces, se ha mantenido en alto.
Durante sus 60 años de reinado —en la actualidad el segundo más largo de la historia británica— se convirtió en reina de veinticinco países de la Mancomunidad de Naciones que obtuvieron su independencia. Entre 1956 y 1992, la mitad de sus reinos, entre ellos Sudáfrica, Pakistán y Ceilán (posteriormente llamado Sri Lanka), se convirtieron en repúblicas. Sus Jubileos de Plata, Oro y Diamante se celebraron en 1977, 2002 y 2012.

En 1930, Isabel tuvo una hermana pequeña. La Duquesa de York dio a luz a la princesa Margarita Rosa el 21 de agosto en el Castillo Glamis, en Escocia.
El Duque de York se convirtió en rey después de que su hermano, Eduardo VIII, abdicara para casarse con una mujer divorciada. Al subir al trono adoptó el nombre del Rey Jorge VI. Su tartamudez fue un rasgo característico del padre de Isabel, que nunca esperó heredar el trono. Si has visto 'El discurso del Rey', esta historia te sonará de algo.

1945: Servicios en la Segunda Guerra Mundial. A los 18 años, la joven princesa Isabel sumó sus esfuerzos al del resto de los británicos y se incorporó al Servicio Territorial de Mujeres Auxiliares, con motivo de la Segunda Guerra Mundial. Isabel tuvo que aprender mecánica, aprendió a conducir un camión militar y ascendió hasta ser Comandante junior cinco meses después. Ella es la única Jefe de Estado que haya servido en la Segunda Guerra Mundial que sigue viva.

 
El 20 de noviembre de 1947, Isabel se casó con el Teniente Philip Mountbatten, descendiente de las familias reales de Dinamarca y Grecia. La novia contó con la ayuda de ocho damas de honor durante la ceremonia y hubo una tarta de bodas de nueve pisos en la celebración. La pareja recibió unos 2.500 regalos. Philip, ahora Duque de Edimburgo, es el consorte de mayor edad y duración de la monarquía británica.

Isabel tuvo a su primer hijo y heredero, el príncipe Carlos, el 14 de noviembre de 1948. Lo bautizaron un mes y un día después en el salón de baile de Buckingham Palace y utilizaron agua del río Jordán.

Su única hija, la princesa Anna, nació dos años después, en Clarence House.

Tras la muerte de su padre, Jorge VI, Isabel hereda el trono y es coronada como Reina en una lujosa ceremonia en la abadía de Westminster a la que acudieron más de 8.000 invitados. Fue el 2 de junio de 1952. Más de un millón de personas se echaron a las calles de Londres para acompañar a la nueva monarca.

 El tercer hijo de la Reina, el príncipe Andrés, nació el 19 de febrero de 1960 en Buckingham Palace. Decidieron bautizarlo con ese nombre en homenaje a su abuelo paterno. Andrés es el primer niños que nace de una monarca reinante desde que la reina Victoria tuvo a la princesa Beatriz, en 1857.

 Cuatro años después de tener a su tercer hijo, nace el príncipe Eduardo. Fue el 10 de marzo de 1964, en Buckingham Palace.


La princesa Ana fue la primera de los cuatro hijos de la reina en casarse. Lo hizo con el capitán Mark Phillips el 14 de noviembre de 1973. Sin embargo, la boda se vio ensombrecida puesto que ese mismo día se declara el Estado de Emergencia en el país por la crisis eneregética, que supone un aumento del desempleo y de la inflación en Reino Unido.

La Reina celebra sus bodas de plata en el trono con una serie de eventos que culminan con cientos de fiestas en las calles de Londres.

En 1981, en una de las ceremonias más ostentosas que se recuerdan en la londinense catedral de Saint Paul, Carlos, el príncipe heredero, se casa con Lady Diana Spencer, la mujer que debería convertirse en la próxima reina. La llamada 'boda del siglo' por los medios británicos, fue seguida por una audiencia de 750 millones de personas en todo el mundo.

La propia Isabel II definió el año 1992 como un 'Annus Horribilis' para ella. Los príncipes Carlos y Andrés anunciaron que se separaban de sus respectivas esposas, la princesa Anna se divorciaba legalmente y buena parte del Castillo de Windsor sufre un gran incendio, en el que desaparecen numerosos objetos de gran valor. Para olvidar.

La familia real británcia se ve sacudida por un terrible acontecimiento el 31 de agosto de 1997: la trágica y repentina muerte de la Lady Diana en París. Toda la sociedad del país llora la pérdida de la que ha sido llamada 'la princesa del pueblo' y la Reina, que siempre mantuvo una relación distante con la que fue su nuera, se dirige a la nación en duelo a través de la televisión para intentar aumentar el ánimo de sus compatriotas.


2001 también se convierte en un año difícil para la Reina porque pierde a dos familiares muy cercanos. Primero su hermana, la princesa Margarita, que muere a los 71 años. Más tarde, la Reina Madre fallece con 101 años.

Si en las bodas de plata de Isabel II como monarca todo el país se vistió de gala, las celebraciones de sus bodas de oro en 2002 tuvieron lugar en todo el mundo. Entre los actos por sus 50 años en el trono, dos conciertos multitudinarios en las inmediaciones de Buckingham Palace.

El príncipe Carlos se casa por segunda vez en 2006. Después de muchos años de relación, Camilla Parker Bowles y el heredero al trono contraen matrimonio en Windsor. La Reina y el Duque de Edimburgo no asisten a la ceremonia - civil, puesto que los dos están divorciados - pero sí a la bendición del enlace y ofrecen una recepción en el Castillo de Windsor.

También en 2006, la Reina celebra su 80 cumpleaño. Isabel II recibe 20.000 tarjetas de felicitación y entre sus regalos se encuentra un servicio de té de porcelana del Primer Ministro británico, Tony Blair.

El último gran aniversario que ha protagonizado hasta la fecha Isabel II se celebró en 2007, 60 años después de casarse con el príncipe Philip. La Reina se convierte en la primera monarca británica en celebrar sus bodas de diamante.