Translate

lunes, 5 de octubre de 2015

Bolonia, la ciudad roja.


Bolonia es una ciudad de Italia, capital de la Ciudad metropolitana homónima y de la región Emilia-Romaña (en el norte del país), situada entre el río Reno y el río Savena, cerca de los Apeninos. Es una de las ciudades históricas mejor conservadas y tiene el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa, después del de Venecia.




Fue fundada por los etruscos, con el nombre de Felsina. Posteriormente, la ciudad se convirtió en la colonia romana conocida como Bononia. Bolonia la docta: la ciudad conserva su fama de ciudad cultural desde el tiempo de los romanos (Marcial la llamó la culta Bononia), cuando era uno de los centros principales de la vía Emilia.

Así era la cuidad de Bolonia en la Edad Media.

Durante el Alto Medievo tuvo un período de decadencia, pero se recuperó en el período comunal (siglos XI-XIV).

En 1361 comenzó el largo dominio pontificio, turbado por algunas rebeliones y tentativas externas de ocupación pero que, a pesar de estas, duró hasta 1796, año en que entraron en Bolonia las tropas de Napoleón Bonaparte.

Fue también un importante centro político, ya que el 24 de febrero de 1530, fue coronado en la basílica de San Petronio (patrón de Bolonia) Carlos V a manos del papa Clemente VII. El suceso sería pronto mitificado, al ser la última vez que un emperador del Sacro Imperio Romano Germánico era coronado por un pontífice. Los fastos de la coronación debían tener por marco la ciudad de Roma, pero la memoria del reciente saqueo que ésta había sufrido en mayo de 1527 aconsejó su traslado a Bolonia. Los festejos se abrieron con el recibimiento ofrecido a Clemente VII el 24 de octubre de 1529. Días después, el 5 de noviembre, se haría lo propio con Carlos V.



En el Renacimiento, Bolonia se convirtió en un centro de cultura y una de las mayores ciudades de los Estados Papales.



Bolonia fue también uno de los centros de comercio más importantes de Italia, gracias a sus numerosos canales por los que circulaba la mercancía, canales que hoy en día se encuentran soterrados a excepción de uno. Parte de los impuestos cobrados a los mercaderes era usados para pagar a los profesores de su famosauniversidad fundada en el año 1088. Se calcula que de los 1.000.000 habitantes de Bolonia y su área metropolitana, 100.000 son estudiantes de esta importante e histórica universidad.